Back to school

Empezamos un nuevo curso muy pronto y eso que acabamos de terminar…

Toca revisar las actividades que hemos realizado, comprobar su eficacia, analizar y pensar. Sobre todo, pensar.

Pensar en cómo podemos modificarlas para que sean más eficaces, más divertidas, más “apetecibles”. O simplemente eliminarlas y buscar otras.

Buscar, siempre buscar. Internet se ha convertido en un mar de posibilidades para los profes. Recursos de todo el mundo que nos ayudan a conocer cómo se trabaja en otros países y cómo podemos adaptar esa forma de trabajar a nuestro sistema.

Ideas que nos encantan y que, en contadas ocasiones, podemos llevar a la práctica. Ideas que fomenten las habilidades y la autoestima de los estudiantes, y que no creen diferencias insalvables entre ellos.

Y parece tan fácil…

¿Por qué aprendemos idiomas?

Hoy me he encontrado con un artículo escrito en la web de Komalingua en el que incluían 8 razones para aprender un idiomas extranjero.

Y el primer punto es muy interesante:

  1. Los cinco billones de personas que representan el 92% de la población mundial no hablan inglés. Ochocientos setenta y tres millones (873.000.000) hablan chino como lengua materna y sólo trescientos cuarenta millones (340.000.000) hablan inglés.

¿El 92% de la población no habla inglés? ¿Tantos? Y yo que pensaba que el porcentaje era mucho menor…

¿Y el español dónde queda en este ranking? Según este artículo de aprendemas.com, es el segundo idioma más hablado en el mundo con 420.000 hablantes. No debemos olvidar estos datos. Según el artículo, el ranking queda: chino, español e inglés.

  1. El hecho de conocer varios idiomas abre una gama de posibilidades para hacer negocios a nivel internacional de manera exitosa.

Por supuesto, esto es así. Hablar idiomas nos abre las puertas, no únicamente a la hora de hacer negocios, si no también de socializarnos, conocer otras culturas… Es decir, aprender.

  1. Un idioma desarrolla nuestro sistema de aprendizaje a nivel cerebral y nos mantiene pensando constantemente.

Aprender lenguas con gramáticas diferentes ayuda a estructurar nuestra mente, a organizarla de otra forma. No solo sirve para entendernos, también para otras cosas que quizás no vemos a simple vista.

  1. Podrás leer, ver, escuchar y disfrutar cualquier medio de comunicación extranjero, con lo que abrirás tu mente a nuevos horizontes y puntos de vista.

En España, desafortunadamente, no todos tienen la posibilidad de disfrutar de la televisión o el cine en inglés, francés, alemán… En muchas ciudades españolas es misión imposible encontrar un cine con versión original.

Nos han acostumbrado toda la vida a ver películas y series dobladas y, siendo honestos, es posible que sea una de las razones por las que “se nos dan tan mal” los idiomas…

  1. Podrás apreciar los distintos matices y referencias culturales de las películas extranjeras sin distraerte con los subtítulos. Igualmente, podrás disfrutar de la literatura en su lengua original. Seguramente, te gusta un escritor extranjero, pero no conoces su lengua…

Los subtítulos… Yo, personalmente, los odio. Aun conociendo el idioma, encontrarte con los dichosos subtítulos es un suplicio. A mí hay veces que me cuesta concentrarme en lo que estoy viendo y se me van los ojos a las letras.

Y la literatura… Leer un libro en su versión original te ofrece la oportunidad de disfrutar de todos los matices que el autor le dio. Pero, claro, entonces ¿qué hacemos con los traductores? Porque es un trabajo precioso y muy interesante y, por qué no decirlo, laborioso. Los traductores (sobre todo los buenos, que los hay, y muchos) van a seguir siendo necesarios.

  1. Podrás susurrar palabras de amor en otro idioma a tu enamorado. Por supuesto, mientras logres comunicarte con más personas, ¡más oportunidades tendrás de susurrar estas palabras!

Me ha gustado mucho este punto. Muchos se han “enamorado” de un veraneante en las playas del Mediterráneo, ¿a que sí? Y, según de dónde fuera o qué idiomas hablara, había ocasiones en las que lo único que se podía era mirarse… Con un idioma en común, todo es más fácil. ¡Hay que comunicarse!

  1. Los nativos te permitirán disfrutar de su deliciosa gastronomía a precios locales (es decir, no serás tratado como turista).

Ooohhh… Cuántas veces hemos oído esto… Pero en España también se hace, ¿eh? A ver si ahora va a resultar que solo nos lo hacen a nosotros cuando salimos de casa… De todas formas, no sé si hablar bien un idioma te ayuda en este caso. Al fin y al cabo, todos parecemos turistas cuando hacemos turismo. ¡Se nos nota a la legua!

  1. Serás más independiente y aprenderás a adaptarte y apreciar nuevas culturas. En pocas palabras, podrás vencer cualquier desafío.

Conocer otros idiomas implica conocer otras culturas y eso se llama enriquecimiento. Conocer el idioma del país en el que estás te da más confianza a la hora de comunicarte en cualquier situación. Al final, se trata de aprender. Aprender una lengua, una cultura, una forma de vida… Aprender cosas nuevas.

Y ¡qué bonito es aprender! Mantener la mente despierta y abierta es lo que nos mantiene jóvenes, ¿verdad? Ni el gimnasio, ni la cirugía plástica, ni las cremas milagrosas… Nada de eso se puede comparar con APRENDER.

Entorno de Aprendizaje

En este post, y como actividad de la segunda semana del curso, voy a describir el entorno personal de aprendizaje de la institución educativa elegida: ESEN.

En la siguiente imagen podemos ver los 4 entornos que distingue Mª Elena Chan:

ESEN espacios.001

Así, queda bastante claro el tipo de ambiente de aprendizaje de la institución: basado principalmente en la enseñanza presencial en el propio aula.

En dichos espacios participan, principalmente, alumnos y profesores dentro de un ambiente educativo tradicional: impartición de la clase en el aula, realización de ejercicios in situ y como tarea…

En algunas ocasiones, se utilizan otras herramientas para la enseñanza: aplicaciones del iPad, recursos web (sobre todo, vídeos), la red Edmodo…

En el caso de la red Edmodo se utiliza básicamente para informar sobre recursos extra, para recordar tareas u ofrecer otros servicios.

Como se puede comprobar, nuestro entorno de aprendizaje no es muy rico que digamos… ¡Tenemos que mejorar!

Para los chicos y chicas de #aprendicesEnRed

Ya he entregado todo… Y antes de irme a tumbar en el sofá (que me lo merezco y mucho), quería daros las gracias a todos. GRACIAS con mayúsculas.

Yo empecé el curso el 21 de febrero!!! ¡A la aventura! Y estuve a punto de tirar la toalla hasta que llegué aquí. Tenía la cabeza llena de cosas que no podía ordenar. ¡¡Parecía mi armario con toda la ropa enrollada!!

Esta mega-comunidad que Silvina creó (¡somos 157!) ha conseguido ponerse de acuerdo en algo… Creo que deberíamos presentarnos al Congreso y al Senado de todos los países de donde venimos.

Si podemos hacer un documento entre 157 personas que, además de pensar en el proyecto, están trabajando, tienen hijos, padres, hermanos, amigos, vida social… Lo de llevar un país a nosotros se nos va a dar de fábula.

Pues solo era eso; a ver si seguimos en contacto y nos vemos y oímos en próximos MOOCs.

Y, como ya he acabado, como premio, me voy a ver la tele. No, eso es broma. Yo casi nunca veo la tele (esto es verdad), solo veo deportes, que lo demás me deprime.

¡¡Muchos abrazos!!

Y por fin…

Y a sí que sí, vamos cerrando. Cerrando el curso, nada más. Porque se han abierto muchas puertas, lazos, caminos (hasta cruzando el charco) y, sobre todo, mi mente.

La verdad es que es algo que siempre había querido hacer. Me apetecía mucho ponerme en contacto y compartir experiencias con otras personas de aquí y de allá. Personas, que es lo que somos, al fin y al cabo. Con super-poderes, pero personas.

Parece mentira que te sientas bien simplemente con una videollamada, ¿verdad? Como si te llamara un chico guapo… Cuando acabó el Hangout que tuvimos en la Comunidad de Redes Sociales en el Aula, yo me sentí muy bien, satisfecha.

Ha resultado una experiencia inolvidable, quizás por ser la primera con tanta interacción y colaboración entre docentes de diferentes materias, niveles y continentes.

Los 157 miembros del grupo han aportado ideas, experiencias, enlaces, organización para poder llegar a crear un proyecto de calidad. Somos muchos y menos mal que teníamos a Silvina Carraud para ponernos en orden.

Captura de pantalla 2014-03-02 a la(s) 21.56.51Clara Sil, Clara Sánchez, Lourdes, Rosana, María Jesús, Berenice, Aquilino, Ignacio, Fanny… así hasta 157.

Hay muchas redes sociales, cada día hay más. Por eso, decidimos centrarnos en dos: Edmodo y Google +.

Utilizaríamos Edmodo para educación infantil y primaria; y Google + para jóvenes y adultos. Algunos compañeros tenemos algo de experiencia con ellas y nos pareció una buena elección.

Y nos pusimos a estructurar y organizar las ideas y aportaciones. Cuál era el punto de partida, qué nos pedían, las razones por las que habíamos elegido las redes sociales, a quién iba dirigido, qué valoraciones haríamos…

¿El resultado? Este documento: PROYECTO AFANIA-Redes Sociales en el Aula

Y ahora a esperar al siguiente MOOC. Yo, por mi parte, comienzo uno este mismo lunes sobre las TIC en educación de la Universidad Nacional Autónoma de México. ¿El mismo tema? Puede ser, pero seguro que descubro y aprendo algo nuevo. Yo vivo y trabajo en Vitoria y creo que las experiencias y conocimientos de docentes de otros países son de suma ayuda.

¡¡Hasta la próxima!!