Back to school

Empezamos un nuevo curso muy pronto y eso que acabamos de terminar…

Toca revisar las actividades que hemos realizado, comprobar su eficacia, analizar y pensar. Sobre todo, pensar.

Pensar en cómo podemos modificarlas para que sean más eficaces, más divertidas, más “apetecibles”. O simplemente eliminarlas y buscar otras.

Buscar, siempre buscar. Internet se ha convertido en un mar de posibilidades para los profes. Recursos de todo el mundo que nos ayudan a conocer cómo se trabaja en otros países y cómo podemos adaptar esa forma de trabajar a nuestro sistema.

Ideas que nos encantan y que, en contadas ocasiones, podemos llevar a la práctica. Ideas que fomenten las habilidades y la autoestima de los estudiantes, y que no creen diferencias insalvables entre ellos.

Y parece tan fácil…

Advertisements